sugerencias para que no te quiten el micrófono

Si tú eres de aquellas personas a quienes les encanta hablar, y cuando estás frente a un micrófono te fascinas, tendrás el interés de conocer aquello que nos molesta a los demás y que construye una barrera entre tú y nosotros.

1.- Respeta nuestro tiempo.

Cuida la velocidad, ni muy rápido ni muy lento. Debes decir entre 120 y 164 palabras por minuto; menos es lentitud, más es velocidad. No desesperes ni aturdas.

Cuida la extensión, ni sólo un sí ni una perorata interminable. ¡Cuidado! En 2001, Natthakarn Panniam, una disc jokey tailandesa demandó al Primer Ministro de su país, Thaksin Shinawatra por acostumbrar arruinarles la programación con sus extensísimos discursos. El Senador republicano por Texas, Ted Cruz rompió todos los récords al hablar durante 22 horas en contra del Obamacare. Tú, ¿te pasas o quedas a deber?

2.- Respeta nuestros oídos.

Las palabrotas, expresadas con gracia, en el mejor de los casos, nos hacen reir, pero no tantas ni tan seguido. Decir muchas veces una palabra, repetir lo mismo y lo mismo, usar muletillas, inventar términos desconocidos, pronunciar de forma incorrecta…, oye, nos daña los oídos, nos fastidia, nos aleja.

Lo que oímos de ti decodifica reloj, coche, apariencia, aspecto, olor, interés, intención. Lo que oímos nos devela lo oculto y nuestro oído descifra de dónde vienes y hasta dónde vas.

3.- Respeta nuestra inteligencia.

Fumar mata, y si te mueres has perdido una parte muy importante de tu vida (Brooke Shields)…, Mido 1.78m, pero déjame decirte que con tacones soy más alta”(Liza Echeverría)… No he cometido ningún delito, lo que hice fue no cumplir con la ley (Jennifer López).

Ya no hay oyentes tan ingenuos y tan tontos que acepten con facilidad el que se intente burlar su inteligencia, su lógica y su sentido común.

No respetar la inteligencia de los demás no es sólo evitar, omitir, mentir, sino también ofrecer apariencias falsas, no prepararse, responder sin conocimiento y sin sentido. ¿Seguimos oyéndote o ya te callas?

4.- Respeta nuestra conciencia.

El famoso presentador Larry King escribió en su libro How to Talk to Anyone, Anytime, Anywhere: Honestidad, rectitud de Intención, Interés por la otra persona, apertura de ti mismo, son cualidades obligatorias para quien habla en público.

Cuando quieras hablar trata de no violentar los valores de tus oyentes, pero ni escudándote en que se trata de la verdad. Si tienes que decir algo duro, doloroso o si necesitas contar algo incómodo, imagina que estás hablando con niños y no te pases, nuestra mente es muy sensible.

Ya no te van a quitar el micrófono, ya no te van a tener miedo cuando vas a decir unas palabras, es más te pedirán que les hables, sólo recuerda RETOINCOD: Respeto por el tiempo, el oído, la inteligencia y la conciencia de los demás.